Entrenamiento en mar abierto

En Dolphin Academy, estamos orgullosos de ser una de las únicas instalaciones en el mundo que trabaja con delfines entrenados en el mar abierto. Dependiendo de factores como la hora del día, el clima, la cantidad de tráfico de embarcaciones en el océano, etc., nuestro personal de capacitación preguntará a los delfines si les gustaría unirse a nosotros en el mar. Tienen estas oportunidades varias veces por semana.

Utilizamos puertas que conducen desde el hábitat de delfines a un canal de mar abierto. Durante la introducción inicial de un delfín al canal, a menudo es difícil convencerlos a unirse con nosotros. Sin embargo, una vez que se familiaricen con las puertas y el canal, seguirán nuestro barco más afuera a lo largo del arrecife de coral. Si se sienten incómodos o nerviosos por alguna razón, volverán al canal y esperarán nuestro regreso.

Delfines mulares

¿Por qué se comportan de esta manera? Estos no son delfines oceánicos de aguas profundas. Son un ecotipo costero de delfines mulares que establecen su residencia en aguas poco profundas. Uno de los estudios más largos de esta especie ha estado en curso en Sarasota Bay, Florida, durante 50 años. Estos delfines han vivido por generaciones dentro de un solo rango de hogar. Por lo tanto, los delfines mulares costeros son territoriales por naturaleza, está en su ADN.

Para los delfines en nuestra academia, su hábitat en el Curaçao Sea Aquarium es su área central. Cuando los invitamos a unirse a nosotros a lo largo de los arrecifes exteriores, primero deben conocer y familiarizarse con el lugar hasta que estén completamente familiarizados con cada detalle antes de intentar explorar más a fondo. Al igual que en la naturaleza, los machos tienden a viajar a distancias mayores que las hembras, y nadan cómodamente hasta una distancia de 4 km del acuario. ¿Por qué regresan? Porque quieren volver a su hogar. En el mar, son libres de irse o elegir regresar a ‘’casa’’ con nosotros. Consideramos que nuestro programa de aguas abiertas es un símbolo de la relación cooperativa que los entrenadores han desarrollado con los delfines.

A excepción de algunos animales más jóvenes que aún no se han presentado al programa, todos los delfines en Dolphin Academy han tenido la oportunidad de aprender a nadar a través de una puerta que conduce a un canal del océano abierto. Algunas de las hembras mayores han optado por no nadar hacia el canal, mientras que todos los machos han optado por participar.

La seguridad primero

Al ver a los delfines de Dolphin Academy afuera, muchas personas tienden a preguntar por qué no dejamos las puertas abiertas para que puedan entrar y salir cuando lo deseen. La respuesta es bastante clara: no es seguro.

Hemos desensibilizado a los delfines ante la presencia de personas y embarcaciones. Estar afuera con nosotros es muy seguro porque podemos supervisar y evaluar el comportamiento de otros ya sean capitanes de barcos, pescadores, nadadores y buzos. Si las personas se portan mal (e inevitablemente los humanos lo suelen hacer), entonces simplemente volvemos a casa.

Si los delfines se quedan afuera sin vigilancia, corren el riesgo de ser hostigados por personas agresivas, recibir alimentos inapropiados y enredarse en las redes de pesca. ¿Cómo sabemos esto? Hay cientos de informes cada año de estos sucesos con delfines salvajes a lo largo de las costas de todo el mundo.

Colaboración

Colaborar con delfines en un entorno zoológico requiere que cubramos sus necesidades físicas y psicológicas. Aunque es posible que hayamos eliminado las presiones de supervivencia que enfrentan los delfines salvajes con respecto a la búsqueda de alimentos, evitando los depredadores y la degradación del hábitat, aún estamos obligados a proporcionarles a los delfines una vida interesante y estimulante. Y creemos que la salud y el entusiasmo de los delfines aquí son un testimonio de nuestro éxito en esa búsqueda.
Messenger